sábado, 4 de octubre de 2014

CUARTA PARTE: VUELVE A MÍ...

 VUELVE A MÍ…

Desde que le conocí, no podía para de mirar su fotos una y otra vez… me deleitaba contemplando su hermosa sonrisa… fantaseaba con su pelo… por fin me imaginé con alguien… me ví queriéndole a ella… en youtube no paraban de sonar las canciones de amor… y yo caminaba por las calles estúpidamente feliz…

Nos escribimos sobre todo y nada… me dijo de quedar una vez… y no pude… me lo repitió una segunda… y tampoco fui… llegando a pasar tercera, cuarta , quinta… Que idiota fui… lo que daría por volver atrás en el tiempo

Me lo dijo… esto es muy difícil… ojala te decidas… ojala lo dejes y quieras conocerme a mí… pero no lo hice…
  
Al final pudimos quedar, hablar de las cosas verdaderas, profundas y reales que delante de una cámara no se pueden contar… aun recuerdo y siento su abrazo…

 ¿Porqué fui tan imbécil? Porqué no le cogí de la mano y  le dije, “sí, si y si… me voy contigo… no necesito más…”

Ese día algo nació en mí… lo tenía claro… me iba… le elegía a ella… se acababa esta mezcla de fantasía y realidad donde se entremezclan, pierden y enredan los sentimientos

Le propuse escaparnos de todo… irnos lejos … ser solo ella y yo… vivir solas ese momento… juntas las dos… encantada aceptó… imaginé mil sitios de belleza, amor y diversión… soñé enredándome con ella entre las sábanas… compartiendo mil besos al caer el sol… imaginé su rostro sin maquillar al despertar, y su sonrisa vergonzosa en la ducha… soñé tanto que tuve que despertar

Comenzó a escribir menos en cosa de dos días… ya no era igual… algo estaba pasando… a más se alejaba ella… más le buscaba… por favor no te vayas… mírame… piensa en mí… sueña conmigo… escapémonos… pero sus líneas seguían vacías… daba igual cuantas veces las mirase… solo veía mis palabras
  
Me invadió un triste desasosiego… no quería que se fuera… quería irme yo…
  
Le pregunté que pasaba… y mi alma cayó al suelo… No podía seguir… todo comenzó a dar vueltas, me sentí tan pequeña… ¿se acaba? Deja que me vaya contigo… deja que te haga feliz… no me digas que no, ahora que por fin te encontré a ti…
  
Mi alma quedó vacía… aun sigo escuchando la canción que me recuerda a ella... me resbalan las lágrimas… sigo esperando a que algún día vuelva

Pídeme que me vaya otra vez, dime de quedar hoy de nuevo… mírame otra vez… bésame… abrázame… sonríeme…

  
Maldito tiempo que no se puede cambiar… ¿como puede cambiar todo tan rápido? Me quedo perdida en la nada durante horas… pensando en ti… ¿volverás a mi? Da igual si no puedes… ya lo haré yo por ti… déjame poder cambiar el tiempo… deja que esta vez yo me entregue a ti…

                                                                                                                                   
                                                                                                                                      Luisa Enjuanes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada